¿Nadie te habia dicho lo guapa que estás hoy? Pues si no te lo han dicho aún, dilo tú misma. Que pasa, ¿que tenemos que esperar a que nos digan las cosas bonitas nuestros famosos príncipes? No señora, yo soy una reina,un rey, una princesa y un príncipe a la vez. Que si quieres la luna te la bajas tú misma. Que si quieres estar guapa, te miras en el espejo y te dices y te repites lo guapa que eres. La sociedad nos contamina continuamente con modelos perfectas (a su parecer), con medidas exactas y con prototipos de mujeres y hombres lo cuales ésos son realmente los bellos, y todo lo que se salga de ésa bara de medir, no es digo de la belleza. ¿Y si digo que sólo el 3% de la población mundial cumple con ésas medidas de la mujer 90-60-90? Eso quiere decir, que el 97% restante estan descontentas con su cuerpo, todos esos millones de mujeres que no cuadran con esas medidas, admiten querer cambiar su cuerpo. ¿POR QUÉ?

 

Para mi la verdadera belleza no está en el interior solamente, para mi la belleza es la autenticidad, la naturalidad, la espontaneidad y sobre todo la felicidad. Cualquier persona en el mundo que tenga una de éstas características, para mí, es digno de la belleza más pura. Y no me refiero a la personalidad en si, si no en todo un conjunto de lo que somos como humanos. El vestir como nos guste, el maquillarnos si nos apetece y no por agradar, el gritar cuando queramos ya sea de felicidad, susto, agobio, rabia o simplemente ganas de gritar. El saltar en un charco y salpicar a todos aquellos que te miran por encima del hombro. El estornudar y hacer temblar a la montaña más alta del mundo, y que los de la otra parte del mundo te contesten, porque saben que allá, también están siendo auténticos. El correr hasta que no puedas más, y cansarte y disfrutar de la sensación de estar vivo, no para darte cuenta de que sigues viviendo, sino para saborear la adrenalina de saber que sólo tu eres dueño de tus actos, y por lo tanto, tú eres el único encargado de tu vida, y de ti mismo.

Art-As-Spiritual-Sanctuary

Ya está bien de querer ser como los demás. Ya está bien de no estar contentos con lo que tenemos o somos. Si realmente estas siendo tu mismo, que siga el mundo, que tú vas por buen camino. Y si alguien se apropia del derecho de decirte algo en contra de tu naturaleza, no te preocupes, es su propio reflejo y probablemente ya tiene bastante con lo que tiene. Así que si tienes sitio en tu camino, invitale, su decisión ya seré responsabilidad suya.

Anuncios