Y qué si no es normal. Y qué si no está bien. Y qué si no es adecuado. A la mierda lo correcto.

El límite lo puse y me lo salté, y que bien me supo. Supongo que sería por el sabor de lo prohibido. Y es que cuando algo es más complicado, gusta más, y eso no está bien, o bueno, hasta cierto punto. Yo nunca quise llegar hasta este momento, ni siquiera quise llegar hasta aquí contigo. Nunca me imaginé que serias los ojos que me demostrarían lo que soy, lo que tengo.

[..]

Tendré que recoger otra vez mi vida en dos maletas y cuatro bolsas, quizá esta vez sea una bolsa menos, o dos, o una maleta entera. Y es que esta vez no me llevo muchas cosas conmigo, porque esta vez ha sido constructiva, y dejaré atrás aquello que he aprendido a no sostener. Dejaré atrás aquello que me enseñó a ser libre, y que ya no lo quiero más conmigo. Me toca irme otra vez, y porque siempre soy yo la que tiene que hacer las maletas. Supongo que es porque soy yo la que me atrevo a ver y preguntar, y enfrentarme de cara con la respuesta, esta que nos va a cambiar. Pero esto lo hago por los dos.  Esto no lo hago ni por ti, ni por mi, esto lo hago por nosotros, porque nos lo merecemos.

No quiero mentiras verdaderas y vidas de cristal. No quiero sentimientos de plástico que se rompan al estirar. No quiero mañanas perezosas ni noches cortas. Ni que me mires asi. No quiero que me toques asi. Quiero que me mires desde tus ojos, no desde los mios, y que te des cuenta que la mecha ya se ha terminado, y que en breves, voy a explotar. Obsérvame, miente y dime que no me ves, que no me sientes, que no me escuchas. Dime que eres capaz de irte con medias sonrisas mientras espero el abrazo del aire entre mis lágrimas. Quiero que te vayas, porque me has dolido. Porque te has atrevido a marcarme y a señalarme con el dedo por puro despecho, por pura rabia, sin sensibilidad alguna.

Quiero irme porque me lo merezco. Me voy, porque te lo mereces. Te mereces ser escuchado, a tu manera, y ser querido, toda la vida. Y es que yo te voy a querer hasta mi último dia. Y es que yo te voy a sentir dentro de mi cada dia de mi camino, cada suspiro que de, cerca de donde estubimos, y cerca de donde tú, me ayudaste a ser mejor persona. Pero mírame, escúchame. Necesito hacer esto. Necesito irme, necesito quererme. Y no sabes como se retuercen dentro de mi, aquellas bolitas que cuando estabas tú, se ligaban entre las tuyas. Duele muy adentro, arde ahi, en el fondo, donde la llama se apagó y las cenizas desprenden calor, queman, y me queman a mi.

“Why I am the one”  – Fun.

Anuncios