Nunca se cansará de sorprenderte. Sabe lo importante que eres para mi, pero también sabe lo importante que soy para él, y la mejor manera de mostrarte que es un buen chico, será mostrándote que tenéis algo muy importante en común; que vuestro objetivo al final de cada dia es haberme hecho sonreír.

[…]

Me hubiera gustado tener ciertos momentos de quietud interna sin explicaciones que dar, con algunos dias de reposo para éste que me mantiene, y un par de semanitas de vacaciones para los que de normal, no me dejan dormir. Pero te me pusiste delante, y no supe esperar. Quizá no tenia que esperar. Quizá te pedí sin querer, entraste sin llamar y ahora no se donde meterte.

Natalia_Mindru_Photomicona_lovers_Intimate_Moments_4

Queria contarte, que mis manos vuelven a arder. Que mi corazón brilla aún más de lo normal, porque hay alguien ahí afuera que me ve, que me mira y acepta mis locuras. Que por fin me fuerza a razonar, que me obliga a sentir, que me acompaña cuando lloro, y que me hace volar sin necesidad de bajar los pies en la tierra, porque nuestro cielo está en la tierra, y me enseñó que volando se puede ser más consciente que nunca. No es como tú crees. Le gusta contemplarme y susurrarme lo bonita que me veo a través de sus ojos.

Y sabes, me pasaria horas observando cómo su cabello baila al son de sus dichosas palabras, ésas con aires de superioridad. Ésas con las que consigue que no puedas quitar la mirada, y que te condene a reír, a reír porque perdiste, porque ya esta, por que te tiene. Porque no me cierra la puerta, porque me invita a disfrutar sin condiciones, a bailar sin prejuicios, a córrer sin motivo y a jugar sin edades. Porque me sigue y me persigue, porque consigue continuar mis bromas, mis mentiras más mentirosas de las que una vez que estás dentro ya no puedes salir. Porque me pilla, porque se da cuenta, porque decide hacerse el tonto y hacerme creer que yo, sigo siendo la reina. Porque de hecho soy su reina. Como yo lo soy para ti. Y porque actúa en consecuencia. Porque los reyes como él no se enfadan, no discuten, no desgastan. No crujen, no se pasan, no se limitan, no se cortan. Son reyes libres, que piden libertad a su lado, de la que te acompaña queriendo, y se va, pero vuelve, para enseñarte lo que vivió. Para enriquecerte, para ayudarte, para saber comprenderte mejor. Porque ése tipo de reyes te nutren, y no hacen sólo el amor con tu cuerpo, sino también con tu mente, con tu personalidad, con tus más y con tus menos, con tus dias malos y con tus malas caras. Ése tipo de reyes tienen unos poderes extraordinarios. Y que quieres que te diga, es un placer jugar a iguales.

Natalia_Mindru_Photomicona_lovers_Intimate_Moments_10

Me escucha pero se defiende, acepta, comprende y dice si no comparte. Dice lo que piensa, piensa lo que dice, siente lo que piensa y hace lo que siente. Hace lo que siente. Sin barreras, sin “tú no vales”, sin diferentes, sin miedos, sin armas. Su arma es su corazón. Y no verás un arma más poderosa que ésa, te lo prometo.

No tengas miedo por su posición en la escala humana, no tengas miedo por su apariencia gentil, pura y dócil. Deja que te muestre su motivo para sonreír, y verás que te gusta. Te prometo que te va a gustar.

 

 

Fotografía: Natalia Mindru Photomicona

Anuncios